¿Qué es el test A/B en tu página web?

Los test A/B, son muy útiles para optimizar las estrategias de marketing y mejorar la experiencia del usuario.

Diseñar una página web fácil de usar y que genere ventas, es el sueño de cualquier empresa. Pero eso no basta para lograr los objetivos de una empresa.

Los test A/B son pruebas que dan datos fiables sobre la experiencia de usuario y cómo perciben tu negocio.

Con estos test es posible conocer qué pasa por la mente del público cuando está navegando, al conocer los detalles puedes hacer mejoras para optimizar la web.

¿Qué es un test A/B?

Es una prueba en la que se evalúan dos variantes de un mismo elemento o estrategia de la página web. Se logra determinar qué versión resulta más eficiente para lograr los objetivos predefinidos por la empresa.

Estas pruebas son útiles para conocer la respuesta del público frente a cambios en una web y de la estrategia del marketing digital. También para hacer acciones publicitarias o determinar qué tipo de llamada a la acción consigue mejor respuesta.

La prueba A/B nos muestra cuál de las dos opciones que está mostrando, está logrando mejores resultados según los objetivos. Esto te muestra cuál de las dos versiones tiene mayor aceptación por parte de la audiencia.

¿Cuál es la diferencia entre el Split Testing y el Test A/B?

El Split Testing se enfoca en mostrar dos diseños totalmente diferentes para evaluar la respuesta del público. Al obtener los resultados de los usuarios, en cada una de las versiones, no se sabe cuáles son los elementos que funcionan y cuáles no.

En cambio, el test A/B es más sencillo, muestra con exactitud qué elemento funciona mejor. Sin tener que modificar el diseño, el tamaño de imagen, palabras o cualquier otra cosa la que llamó la atención.

Este teste es eficiente cuando agregamos algún recurso nuevo a la web, una nueva sección, banner, formulario, etc. Queremos saber si el público responderá de manera positiva a estos cambios, para saberlo, le mostraremos varias versiones de ese nuevo elemento.

Beneficios que aportan los test A/B

Son siempre una decisión ganadora en las estrategias de marketing, generan mucha información que usualmente es difícil conseguir.

Requiere de tiempo y paciencia, especialmente cuando los datos que se obtuvieron no son suficientemente claros como para tomar una decisión. Dentro de los principales beneficios, podíamos destacar:

Conseguirás más tráfico

Ganar tráfico de calidad es uno de los objetivos de cualquier empresa en internet. Así, puedes evaluar qué tipo de títulos atraen más visitas y que clase de contenido tiene más aceptación.

Estos test muestran una ruta segura por dónde ir a la hora de crear los contenidos de la web.

Menor tasa de rebote

La tasa sucede cuando los usuarios entran en tu página web y la abandonan por que algo no les gustó.

¿Cómo saber que fue eso que no les agradó? Con el test A/B sabrás si es el color, el título o cualquier cosa que haya colgada en la web.

Permite obtener datos para luego hacer cambios acordes a estos, se empezará a ver como el porcentaje de usuarios que abandonan la web baja, lo que hará que el SEO mejore.

Ventajas y desventajas del Test A/B

Las ventajas de este test, no solo son la facilidad de obtener datos reales de la gente que nos interesa, sino que esta prueba crea un panorama objetivo de donde confrontar y valorar la idea.

Esto es esencial si queremos mejorar la experiencia del usuario en general, si vamos a lanzar algún producto empezamos apuntando a lo que la gente realmente quiere.

Otra cosa a favor es que los datos pueden traducirse como sugerencias que van a mejorar el rendimiento del negocio y puedan implementarse cuanto antes.

Las desventajas podrían ser el estar limitado a probar alguna hipótesis en cada test A/B.

¿Cómo hacer un test A/B?

Elige solo una variable a la vez

Si necesitas probar múltiples elementos, no hay problema, pero para que los datos obtenidos en la prueba tengan sentido, debemos ir probando una a una cada variable.

Configura tu test A/B

Tienes que saber qué es lo que te interesa medir. Son varios los resultados que vas a obtener al terminar el test, para que sea efectivo debes decidir cuál es la variable y qué resultados buscas.

Divide la audiencia

La idea es que las dos versiones estén disponibles para la misma cantidad de personas, tienes que dividir la audiencia de forma equitativa.

Lo más eficaz es que la mitad tengan acceso a una versión A y la otra mitad a una B.

El tamaño de la muestra si importa

Podrás decidir el tamaño de tu muestra según el tipo de herramienta, así podrás determinar la cantidad de personas a las que les harás llegar tus versiones de prueba.

Lo normal es que debes contar con al menos 1.000 usuarios “probados”.

Ejecuta ambas versiones a la vez

Si no ejecutas ambas versiones, el test será en vano, deja ambas versiones y podrá ver cuál se desempeña mejor, al mismo tiempo y en las mismas condiciones.

Tiempo

Para obtener datos fiables y útiles, debemos dejar la prueba el tiempo suficiente, no hay una cifra de tiempo exacta, lo mínimo es obtener al menos 1.000 usuarios.

Opiniones

Las opiniones de los demás importan, cualquier dato que pueda ayudar a conocer la opinión de tu público cuenta para reforzar lo que muestra el test A/B.

Básate en los resultados obtenidos para realizar cambios

Si la diferencia entre ambas versiones es lo suficientemente amplia y concluyente para tomar una decisión, haz los cambios. Deshabilita la versión que perdió y quédate con la ganadora.

Para obtener buenos resultados de un test A/B, hay que probar varias versiones, hasta que descubrimos dónde está el fallo y cuál es el elemento que aumenta las ventas.

Elije la herramienta más adecuada

La más populares son:

  • Google Analytics: es la herramienta más completa para métricas y datos estadísticos que hay.
  • Optimizely: facilita crear varias versiones de una web y probarlas.
  • Google Optimize: sirve para crear versiones de una prueba A/B.
  • AB Tasty: facilita crear personalizaciones web.
  • KiSSmetrics: útil para conocer las acciones de un usuario en un eCommerce.
  • Crazy Egg: herramienta sencilla y útil para conocer el comportamiento dentro de la web.
  • Unbounce: sirve para probar landing pages.
  • Mixpanel: tiene diversas funciones para el marketing online.

Recuerda que puedes contactar con nosotros aquí o visitar nuestra página web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.