¿Qué es el e-commerce o comercio electrónico?

E COMMERCE CONCEPT

En esta ocasión vamos a hablar del concepto de e-commerce o comercio electrónico, desde sus inicios hasta hoy en día.

Los comienzos

El e-commerce se define como un sistema de compraventa de productos o servicios que utiliza Internet como medio de intercambio. Podemos pensar que portales como Amazon o Ebay fueron algunos de los primeros e-commerce, pero no fue así. Para comprender mejor los inicios del e-commerce debemos remontarnos hasta principios del siglo XX. Fue en estos años cuando empezó a surgir la venta por catálogo en EE. UU. Gracias a este modelo de negocio, los consumidores podían acceder a los productos sin salir de casa. Además los vendedores podían llegar a zonas rurales de difícil acceso sin mayor problema. En dichos catálogos, los productos se mostraban de forma ilustrada y detallada ( permitiendo a los compradores poder adquirir los productos sin necesidad de verlos físicamente).

La llegada del teléfono revolucionó todavía más la venta por catálogo. Ya no era solamente un medio de comunicación. Ahora era una herramienta mediante la cual los vendedores podían contactar directamente con los compradores.

La lista de la compra

El siguiente paso fue idea de Michael Aldrich, un inventor inglés con reticencias a la hora de tener que ir al supermercado.

Como resultado de estas pocas ganas de hacer la compra surgió Videotex en 1979 (el primer sistema de e-commerce de la historia). En este caso, el medio utilizado no era el teléfono, sino el televisor.

Recordemos que en esa época todavía no existía Internet tal y como lo conocemos hoy. Fue entonces cuando Aldrich ideó un sistema basado en un televisor modificado para realizar pedidos a tiempo real. Jane Snowball tuvo el honor de ser la primera persona en hacer un pedido a través de este sistema. Utilizando un botón del mando, su TV mostraba un directorio de supermercados locales (en un formato similar al teletexto). En ese directorio tenía más de mil productos a su disposición. El pedido se enviaba a través de la línea telefónica y el cliente pagaba en su domicilio. A pesar de lo innovador del sistema, éste no tuvo mucho éxito ya que requería una gran inversión.

La llegada de Internet

Tenemos que esperar hasta los años 90, cuando llegó la expansión de Internet a nivel mundial. Recordemos que en el año 1993 se levantó la prohibición de su uso comercial . Además, se definió la transición hacia un modelo de administración no gubernamental . Esto propició la aparición, dos años más tarde, de portales como Amazon o Ebay y el resto ya es historia.

El e-commerce en la actualidad

Actualmente el comercio electrónico es un término muy familiar en nuestras vidas. Su crecimiento en los últimos años ha sido imparable. Un dato muy revelador es que durante el año 2020 el crecimiento del e-commerce fue del 74% sólo en España. En el primer trimestre de este año 2021 el e-commerce a nivel mundial creció un 58% según los datos recogidos por Salesforce, lo cual nos indica que a pesar de la reducción de las restricciones, el comercio electrónico ha llegado para quedarse. Parece que poco a poco los usuarios van dejando atrás esa desconfianza hacia las compras online. Además, la gente cada vez está más familiarizada con los entornos digitales y con su uso. Esto hace más accesible este tipo de tecnología a personas que antes no la utilizaban.

Modelos de e-commerce

En cuanto a los modelos de comercio electrónico existentes podemos distinguirlos por tipo de mercado o por tipo de producto.

Entre los tipos de mercado más habituales distinguimos tres:

  • B2C (Empresa – consumidor) Por ejemplo una tienda online de ropa.
  • B2B (Empresa – empresa) Una consultora online para empresas sería un buen ejemplo.
  • C2C (Consumidor – Consumidor) Wallapop, Vinted, etc…

En relación con el tipo de producto diferenciamos dos:

  • Comercio electrónico directo o comercio offline, el intercambio comercial se produce sobre un bien material (que se compra y envía por mensajería).
  • Comercio electrónico indirecto o comercio online, el intercambio se produce sobre un bien intangible. Por ejemplo, la compra de software.

En cuanto al proceso de compra, siempre suele ser el mismo. El cliente o usuario accede a la web, escoge un producto , realiza el pedido y lo recibe en casa . Hay que tener en cuenta que la empresa debe tener el catálogo actualizado, encargarse de la logística, del servicio de atención al cliente, seguimiento de los envíos, las formas de pago, etc… Por lo que es muy importante que todo lo anterior funcione correctamente.

¿Qué debo hacer si quiero crear una tienda online?

En este caso tenemos dos opciones: crearla nosotros mismos o confiar en profesionales como Atlantic  para que hagan un trabajo ajustado a nuestras necesidades. Cualquiera que sea nuestra elección debemos tener en cuenta varios factores (como pueden ser una estructura correcta, que la experiencia de navegación del usuario sea intuitiva y fácil de utilizar, optimizada para los motores de búsqueda, etc…)

Entre las ventajas del e-commerce podemos enumerar varias. Desde poder llegar a más clientes, tener un canal de venta continuo, la reducción de costes, etc…

Tienda online vs tienda física

A pesar de las cualidades enumeradas anteriormente en relación con el e-commerce, también debemos considerar ciertas ventajas que poseen las tiendas físicas.

En muchos casos los clientes necesitan ver el producto, sentirlo, tocarlo, etc…por lo que muchos negocios online ofrecen la posibilidad de devolución completamente gratuita si el producto no satisface nuestras necesidades.

Por otro lado, hay ciertos tipos de producto que por su naturaleza o precio son muy difíciles de vender online. Como por ejemplo los coches, aunque cada vez es más habitual ver concesionarios online .

Por último, tenemos la fidelización del cliente, aunque en este caso las e-commerce se están poniendo las pilas (definiendo estrategias de fidelización basadas en la competitividad de sus productos y servicios). Todo ello no quiere decir que ambos conceptos sean incompatibles, si no todo lo contrario. Si disponemos de una tienda física podemos apoyarnos en una e-commerce para establecer un nuevo canal de ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.